domingo, 8 de febrero de 2015

VIDA Y MUERTE DEL XII CONDE DE BELALCÁZAR D. MANUEL DIEGO DE ZÚÑIGA SOTOMAYOR Y MENDOZA

 Grabado inédito de D. Manuel Diego López de Zúñiga Sotomayor y Mendoza XII CONDE DE BELALCÁZAR.

...parece que mi herida es mortal. Dispón que me traigan al viático y que le administre el legado de su Santidad, para que me comunique las indulgencias que tiene concedidas a los que mueren en esta sagrada guerra y eche la absolución pontificia” 

Unos dias despues de estas palabras fallecia D. Manuel Diego López de Zúñiga Sotomayor y Mendoza XII CONDE DE BELALCÁZAR.
Don Manuel Diego López de Zúñiga y Sotomayor, que pasaría a la historia como el “Buen Duque”, nació en Béjar (Salamanca) el 4 de enero de 1657. Además de Conde de Belalcázar fue tambien duque de Béjar, duque de Plasencia, Grande de España, VI duque de Mandas y Villanueva, XI marqués de Gibraleón, VI de Terranova, XI de Bañares, XIV Vizconde de la Puebla de Alcocer, Justicia Mayor y Alguacil Mayor Hereditario de Castilla, así como Primera Voz de la Nobleza de Castilla, títulos que heredó de su padre, don Juan Manuel de Zúñiga, IX duque de Béjar, tras la muerte de éste el 14 de noviembre de 1660, siendo don Manuel Diego aún un niño.






 Toma de posesión de la villa y el Condado de Belalcázar por Manuel Diego López de Zúñiga Mendoza Sotomayor, XII conde de Belalcázar.
1660-12-10

Elegido caballero de la Orden del Toisón de Oro cuando Manuel Diego contaba sólo once años de edad por el rey Carlos III de España el 27.02.1668 e investido por el rey el 2 de mayo del mismo año en el palacio real de Madrid. Manuel Diego describe el viaje realizado en 1668 a la corte del rey Carlos II de España y de la reina madre Mariana de Austria, para besar sus manos y agradecer así la merced concedida de la Orden del Toisón de Oro. 

 Collar de la Orden del Toisón de Oro

Manuel Diego comenzó en esa tierna edad a servir como piquero en Flandes donde participó con valentía en diversos hechos de armas en las guerras contra Francia. Siendo ya maestre de campo del Tercio de Infantería Española, cargo que ocupaba desde 1681, tomó parte en el sitio de Oudenardee (23/26 de diciembre de 1683) donde, con sus propias manos, apartó algunas bombas encendidas que habían caído en un polvorín, demostrando así su gran coraje. El alférez de su tercio de infantería llevaba la bandera con el escudo de armas del Duque de Béjar. Finalmente, España tuvo que capitular frente a las armas de Luis XIV firmándose el 15 de agosto de 1684, en Ratisbona, una tregua de 20 años.
Desde finales del 1684 hasta la primavera de 1686 residió en España, atendiendo los asuntos de sus estados.

 Tercios Españoles en Flandes

Sin embargo, el espíritu guerrero del Duque no le haría permanecer mucho tiempo en tierras españolas. La participación de España en la llamada Guerra de la Liga Santa, por estos años el emperador Leopoldo I y sus aliados, se encontraban sumergidos en una gran ofensiva contra el Imperio Turco tras la debacle de éstos a las puertas de Viena en 1683.
El duque Manuel Diego  partió de España en abril de 1686, y al mando de un cuerpo de unos doce mil voluntarios entusiastas españoles acudir a reforzar los ejércitos del emperador del Sacro Imperio Leopoldo I de Austria, que combatían al turco en Hungría, para defender Budapest de los turcos y reconquistar Buda.
Le acompañaban su hermano Baltasar de Zúñiga Guzmán, II marqués de Valero, sus primos Juan Manuel López Pacheco y Zúñiga, VIII marques de Villena y duque de Escalona, José Antonio de Zúñiga y Ayala, VI marqués de Aguilafuente y otros nobles caballeros.

 Baltasar de Zúñiga Guzmán Hermano del Conde de Belalcázar

José Antonio de Zúñiga y Ayala, primo del Conde.
  
El 13 de junio el Duque de Lorena pasó el puente sobre el Danubio con las tropas imperiales abriendo así el asedio de Buda. El 13 de julio a las 19 horas se decidió hacer el asalto final sobre la brecha abierta por la artillería imperial. El Duque de Béjar con sus compañeros y voluntarios españoles demostrando su valor intrépido fueron los primeros en subir a la brecha y tratar de conquistar la plaza, pero fueron recibidos por una fuerte lluvia de balas, bombas, flechas y piedras. La lucha duró más de dos horas.

 Asalto a Buda en 1686. Al fondo se distingue la brecha en la muralla de la ciudad donde perdió la vida el Duque de Béjar.

Don Manuel Diego fue herido por una bala de mosquete que le atravesó el brazo izquierdo y le salió por el espinazo, su hermano don Baltasar recibió un flechazo en la tetilla y un fuerte golpe con una piedra en el estómago, el Duque de Escalona quedó también herido, el Marqués de Aguilafuente recibió un balazo en la cabeza, de todos sus servidores y camaradas sólo cuatro quedaron sin heridas, los demás muertos o heridos de gravedad. El duque don Manuel Diego falleció el 16 de julio de 1686, perdiendo su vida para ganar fama y gloria eterna, quizás el objetivo que siempre había buscado.





Su hermano don Baltasar, el 13 de julio cuando se repuso  trajo a España el cadáver del don Manuel Diego, que fue enterrado en la capilla del convento de Nuestra Señora de la Piedad de Béjar, fundado por los IV Duques de Béjar, don Francisco de Zúñiga y Sotomayor y su esposa doña Brianda Sarmiento de la Cerda. Ya desaparecida la capilla, años más tarde fueron sus restos trasladados al cementerio de San Miguel donde reposan hoy. Su corazón fue enterrado en la capilla de la Iglesia del Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe, Cáceres, como consta por acta notarial del 24 de septiembre de 1686.


 Lapida donde esta enterrado D. Manuel
"Hic Jacet. Don Manuel de Zúñiga, Duque de Béjar y otros títulos, Caballero del Toison de Oro, Maestre de Campo, Jefe de un tercio de Flandes. Nació en Béjar en 1657. Tan generosa y admirable fue su vida como su heroica muerte, ante los muros de Buda (Hungría), luchando por la Cruz en 1686"



El Duque de Lorena, generalísimo de las tropas imperiales, fue el encargado de informar a Carlos II por carta de 20 de julio de 1686 desde el campo de batalla, sobre la pérdida del Duque de Béjar en el asedio de Buda, carta en la que reconoce sus grandes méritos, así como los de su hermano y de los caballeros españoles que le acompañaban.

 El Duque de Lorena, generalísimo de las tropas imperiales

El emperador Leopoldo I por carta del 25 de julio de 1686 a su sobrino  Carlos II, expresa su profundo sentimiento por el sacrificio del Duque de Béjar en el sitio de Buda y le pide ayudar y asistir a su viuda y a sus hijos.  Además, por carta de condolencia del 31 de julio de 1686, Leopoldo I  afirma al Marqués de Valero, hermano de don Manuel Diego, profesar siempre en todas ocurrencias su benevolencia y gracia cesárea a la viuda y a los hijos del difunto duque de Béjar. El papa Inocencio XI, a su vez, escribió una carta de condolencia de fecha 18 de noviembre de 1686 a la Duquesa viuda, incluyendo un documento de última voluntad, legitimado por la curia, y firmado por el Duque de Béjar, estando herido de gravedad el 14 de julio de 1686, por el que nombra a su heredero y sucesor a su hijo Juan Manuel Diego, conde de Belalcázar, y dejando como tutora y curadora a su esposa María Alberta, X duquesa de Béjar.

 Carta del emperador Leopoldo I


 Cartas del  papa Inocencio XI

Última voluntad, legitimado por la curia, y firmado por el Duque de Bejar.


El duque Manuel Diego había otorgado testamento el 1.º de marzo de 1681 ante el notario Francisco Arcipreste y nombrando a su hijo primogénito Juan Manuel López de Zúñiga y Castro, conde de Belalcázar, su legítimo heredero. Manuel Diego X duque de Béjar también había otorgado por carta poder el 3 de agosto de 1684 a su esposa María Alberta X duquesa de Béjar, a su madre Teresa IX duquesa de Béjar, a su tío Diego Sarmiento de la Cerda y a Juan del Carpio Gijón, para que en su nombre administren sus estados mientras él marcha a Austria a servir en la guerra de liberación de Budapest.

Toma de Budapest

Su esposa María Alberta comunica por carta del 4 de septiembre de 1686 a la Secretaría de la Cámara de Castilla el fallecimiento del X duque de Béjar Manuel Diego, su marido, y de haber sucedido en su casa su hijo Juan Manuel Diego.

Monumento en memoria de los españoles muertos en la toma de Buda de 1686 en uno de los bastiones de la muralla de Budapest


Su valor y arrojo en la batalla le valieron fama y gloria en toda Europa. Sobre él corrieron ríos de tinta en sonetos y crónicas que alababan sus hazañas, convirtiéndole en paradigma del caballero cruzado, como este soneto de don Pedro de Medrano y Echauz en su “Elogio Funeral, en que se descrive parte del ardimiento generoso con que en todas ocasiones sobresalió el señalado Valor del excelentísimo señor Duque de Béjar, siendo el primero en el Assalto de Buda, con general aclamación de las naciones, y no inferior dolor de todas en su pérdida” (1686)














Desde estas lineas quiero agradecer a D. Jorge Hernández su colaboración con esta entrada.

martes, 9 de diciembre de 2014

DESCUBREN UN CORÁN DE ABDUL RAHMAN AL GHAFEQUI DE AL-ANDALUS DE 800 AÑOS EN TAILANDIA

Una escuela islámica en el sur de Tailandia asegura poseer un Corán de Al-Andalus con una antigüedad de más de 800 años.
Mahamalutfi Hayisamae, director de la escuela Samanmit Wittaya en la provincia de Narathiwat, asegura que el Corán, que recibió de un amigo marroquí que vivía en Arabia Saudí, se encuentra en un mal estado de conservación.


 Ejemplar del Corán de Abdul Rahman Al Ghafiqi
Restauración en Turquía
En este momento, recibe ayuda del Gobierno para enviar, poco a poco, los ejemplares a Turquía para su restauración.
Allí espera enviar el Corán supuestamente andalusí para que lo restauren y se pueda precisar su origen y fecha de elaboración.
Los profesores Juan Pablo Arias, de la Universidad de Málaga, y María Teresa Espejo, de la Universidad de Granada, indicaron, tras examinar unas fotografías, que el ejemplar tiene características similares a los coranes andalusíes y magrebíes.
 http://asiapacifico.utadeo.edu.co/wp-content/uploads/2014/11/Escuela-tailandesa-dice-tener-un-Cor%C3%A1n-de-Al-Andalus-de-m%C3%A1s-de-800-a%C3%B1os-e1416409885862.jpg

Lo curioso de dicha noticia es que el mencionado Corán esta  relacionado con Abdul Rahman Al Ghafiqi ( de Gafiq antigua Belalcázar), sexto y decimocuarto valí de Al-Ándalus, que dirigió el gobierno por dos veces. La primera del 721 al 722 (interino), y la segunda del 730 al 732.

 Abd ar-Rahman ibn Abd Allah al-Gafiqi

Hay que recordar la importancia de Belalcázar en la época musulmana, que era conocido con el nombre de Gafiq, en este tiempo grandes Gafequies nacieron en nuestra población, médicos, jueces, gobernantes etc...

Mapa de Al-Andalus de un manuscrito árabe medieval, sacado de El Libro de las Rutas y los Reinos (en árabe Kitab al Masalik w'al-Mamalik), texto geográfico del siglo IX escrito por el geógrafo persa Ibn Khordadbeh, anterior a los conocidos del famoso geografo Al-Idrisi, en el circulo rojo Gafiq antigua Belalcázar.
 

miércoles, 3 de septiembre de 2014

VERDADEROS APELLIDOS DE SEBASTIAN DE BELALCÁZAR

 Según el Inca Garcilaso de la Vega en un pasaje de su obra acerca del conquistador Sebastian de Belalcázar , nos da a conocer esta curiosa información hasta ahora desconocida para algunos , como es el nacimiento , y los apellidos de uno de los hijos mas ilustre de la villa de Belalcázar.




Sebastián de Belalcázar, de su alcurnia se llamaba Moyano; tomó el nombre de su patria por ser más famoso; fueron tres hermanos, dos varones y una hembra,nacidos de un parto. El hermano se llamó Fabián García Moyano y la hembra Anastasia Moyana; fueron valerosos, a imitación del hermano mayor,particularmente la hermana. Ésta relación me dió un religioso de la Orden del Seráfico Padre San Francisco, morador del famoso convento de Santa María de los Ángeles, natural de Belalcázar, que conocía bien toda la parentela de Sebastián de Belalcázar; diómela esta historia, y yo holgué de recibirla y por decir el extraño nacimiento de este
famoso varón.

Concuerda con lo dicho por Garcilaso la Información
de méritos y servicios de don Francisco, hijo del Adelantado,
documento que existe en Popayán en poder de una de las
familias que de él descienden, y lo que dice Castellanos en
su Elegía a Belalcázar al referir el nacimiento de éste,
quien se expresa así:

 http://www.garcilaso.org/contenido/imagenes/ICONOGRAFIA%20DE%20GARCILASO/Retratos%20apocrifos%20de%20Garcilaso/El%20mas%20difundido.jpg
Grabado de Garcilaso de la Vega


De un parto parió dos, ambos varones,
Su madre, fuera de la vez primera,Y al nacer Sebastián, el uno de ellos,
Primero sacó piernas que cabellos,
Y cuando de estos gemelos podía
Cada cual en astil poner la mano
A los padres llegó su fatal día
Encomendándolos al más anciano.


Discrepa Castellanos del fraile informante de Garcilaso
tan sólo en que aquél no hizo a la hembra gemela de los
varones.
Don Jaime Arroyo, en su Historia de la Gobernación de
Popayán, obra que escribió sobre documentos y datos reunidos
durante más de medio siglo primero por su padre,
el doctor Santiago Arroyo y después por él mismo, refiere
el origen de don Sebastián de la siguiente manera:

Nació en la villa cuyo nombre tomó por apellido, en
la raya de Extremadura con Andalucía. Sus primogénitos,
de llana condición, labraban por sí mismos una pequeña
heredad que poseían. Su padre, apellidado Moyano, tuvo
la rara fortuna de verle nacer gemelo con otro» dos infantes.
Los tres, se criaron y en su adolescencia, muertos sus
padres, quedaron al cuidado de su hermano mayor. Cuéntase
que irritado Sebastián con un asno que conducía cargado
de leña y que no lograba hacer salir de un atolladero,
le asestó tan fuerte garrotazo que le dejó por muerto, y que
temeroso del castigo que le impusieran por su falta, o afligido
de ella, por ser el único animal que poseía la familia,
huyó del techo paterno y anduvo vagando por varios lugares
de España hasta que se embarcó para las Indias.

martes, 4 de marzo de 2014

ABD AR-RAHMAN AL-GAFIQI


Batalla de Poitiers en el centro sobre caballo blanco podemos ver a Abd ar-Rahman al-Gafiqi.

Abu Said Abd ar-Rahman ibn Abd Allah al-Gafiqi fue un valí (de gafiq) de Hispania que gobernó por dos veces. La primera del 721 al 722 y la segunda del 730 al 732.
Era un militar que gozaba de gran simpatía entre sus soldados ya que siempre repartía el botín. El 10 de junio de 721 el valí As-Samh ibn Malik moría en la batalla de Tolosa frente al duque de Odón y los soldados, ahí mismo, proclamaron a Al-Gafiqi como nuevo valí. Su primera decisión fue poner a resguardo los restos del ejército de Narbona, cosa nada fácil ya que la retirada estaba cortada por la fortaleza de Carcasona.
Su superior, el valí de Ifriqiya Bishr ibn Safwan, una vez se enteró de los acontecimientos, ratificó a Al-Gafiqi como valí. No obstante, las simpatías que tenía el ejército le crearon numerosos enemigos y las envidias llevadas a la política impidieron rehacer el ejército para preparar un nuevo ataque a Francia.
En agosto del 722 se nombró a un nuevo valí, cargo que recayó en Anbasa ibn Suhaym al-Kalbi.
El 730 Al-Gafiqi volvió a ser nombrado valí. Aquel mismo año y el siguiente, Al Gafiki mantuvo su actividad militar en Asturias y en 732 decidió saquear el monasterio de San Martín de Tours. Partiendo de Pamplona subió hasta Roncesvalles y de allí hasta Burdeos, seguramente con la complicidad de los nobles del país. A unos 20 kilómetros al nordeste de Poitiers chocó con las fuerzas del duque Carlos Martel y murió en la batalla conocida como Batalla de Poitiers en octubre del 732 en la que los árabes fueron derrotados. Las tropas supervivientes se retiraron a Narbona.

miércoles, 19 de febrero de 2014

FRAY DIEGO BRAVO



A continuación presentamos a este ilustre de Belalcázar poco conocido, pero no por ello deja de ser uno de los Hijos de Belalcázar más importantes.

Grabado de Fray Diego Bravo


Fray Diego Bravo nació en Belalcázar en el año 1578. Entró como fraile menor a los 18 años en el convento de la Puebla de Alcocer perteneciente a la Provincia de los Ángeles fundada por Fray Juan de la Puebla. Estudió Arte y Teología en la Universidad de Alcalá donde fue alumno aventajado.

 Covento de San Francisco de Puebla de Alcocer


 En el capitulo provincial celebrado en Belalcázar el 11 de Junio de 1622 fue elegido Ministro Provincial. Visitó todos los conventos de la mencionada Provincia a pie con una alforjas al hombro,  también visitó las provincia franciscanas de Cartagena, Valencia, Cataluña, Granada y Andalucía. Fue andando a Roma para asistir al Capitulo General que se celebraba en dicha ciudad en el año 1625, todo el trayecto lo hizo pidiendo limosna como fraile pobre de San Francisco.



Fue uno de los propuestos para general por el rey Felipe IV. Dos veces más hizo el camino a pie hasta la ciudad santa; una para asistir a un nuevo Capitulo General y otra donde fue llamado por fray Juan Bautista Campaña para resolver asuntos de la orden, todos estos a pie y pidiendo limosna. También fue elegido Comisario General del Perú a cuyo cargo renunció alegando razones eficaces de humildad. Presidió los capítulos de las provincias de San Miguel y Portugal.

 Rey Felipe IV


Murió a los 72 años en el Convento de San Diego de Hinojosa del Duque el 15 de febrero de 1651 donde descansa en paz  su venerable cuerpo.



                                           Antiguo Covento de San Diego de Hinojosa del Duque.




Es autor de numerosas obras de teología y doctrina cristiana:
Exposición de la regla de San Francisco (1627)
Gobierno espiritual y guía de penitentes a la perfección (1637)
Guía de confesores (1637)
Diálogos espirituales y ejercicios de oración (1637)
Manual de escribanos (1633)
Vocación del fraile menor (1640)
Del oficio de síndico (1640)
Tractatus theologicus (1640).




Vida y muerte de Fray Diego Bravo por Fray Andrés de Guadalupe.